Cinco falencias que viene a solucionar Windows 10

Por Édgar Medina/Technosfera

El nuevo sistema de Microsoft representa una nueva era y toma lo mejor de las anteriores versiones.

Microsoft se saltó el número nueve y presentó esta semana, en San Francisco (EE. UU.), la versión 10 de su sistema operativo más relevante: Windows. Aún restan varios meses para que esta nueva generación de software llegue a los consumidores. Se estima que el producto finalizado se encontrará disponible en el segundo semestre del 2015. Por el momento, el gigante de software con sede en Redmond (EE. UU.), ofreció un primer vistazo a una versión técnica preliminar.

Esta versión –pensada para desarrolladores– se puede descargar desde el pasado primero de octubre.

Así, Microsoft convoca a todos los desarrolladores, expertos en computación y personas que quieran contribuir a construir Windows 10 a unirse al programa Windows Insider. Quien se inscriba tendrá acceso a todas las actualizaciones de la versión preliminar y a una aplicación para enviar comentarios.
Si quiere formar parte de esta comunidad de desarrollo, acceda a la dirección preview.windows.com. Por otro lado, muchos usuarios se han preguntado por qué se saltaron Windows 9. Durante la presentación, Terry Myerson, vicepresidente ejecutivo de sistemas operativos de Microsoft, aseguró que no les parecía apropiado porque esta nueva edición del software representaba una generación totalmente diferente.

1. Vuelve el Menú de Inicio y el buscador

 
Así luce el Menú Inicio de Windows 10

El Menú de Inicio de toda la vida ha vuelto. Se encuentra disponible en la esquina inferior izquierda. Se despliega cuando le damos clic al símbolo de Windows. Al abrirlo, se ve la clásica lista de programas en el costado izquierdo y un panel de baldosas (o ‘live tiles’ como se conocen en inglés) personalizables en el lado derecho. El usuario podrá eliminar el panel de baldosas si no resultan de su agrado. Por otra parte, la barra de búsqueda retorna a la parte inferior del Menú Inicio y a la barra de tareas.

2. Windows 10 se adapta a todos los dispositivos


 
Habrá un mismo Windows para todos los dispositivos. Esto marcaría la desapareción de Windows Phone y Windows RT.

En la actualidad, Microsoft cuenta con diferentes versiones de Windows dependiendo del dispositivo que se esté usando. Para móviles, existe Windows Phone; para equipos compactos y ligeros (como las tabletas), crearon Windows RT, y para equipos de escritorio y portátiles existe Windows 8. En la nueva era, Windows se adaptará a todos los dispositivos y todas las aplicaciones funcionarán por igual en cualquier tipo de equipo.

A esto se añade que se habilitará una única plataforma de desarrollo de aplicaciones. "Habrá una forma de escribir una 'app' universal que funcione en toda la familia de productos", indicó Terry Myerso.

3. Permite múltiples escritorios


 
En la parte inferior, se pueden ver los diferentes escritorios disponibles.

En lugar de tener demasiadas aplicaciones y archivos que se superponen en un solo escritorio, es fácil crear y cambiar entre diferentes escritorios creados para propósitos y proyectos específicos ya sea trabajo o uso personal, o ambos.

Windows 10 permite crear varios escritorios virtuales que se pueden alternar, mas no trabajar de forma simultánea. Para acceder a estos diferentes espacios de trabajo existirá una barra de tareas adicional que recuerda a la que aparece en OS X Maverick.

4. ‘Apps’ de la tienda se abren en ventanas


 
Antes no se podía maximizar o mininizar una aplicación.

Las aplicaciones de la Tienda Windows ahora se abren en el mismo formato que los programas de escritorio. Se pueden cambiar de tamaño y moverse, e incorporan barras para título en la parte superior que permiten ampliarlas, minimizarlas o cerrarlas con un solo clic. En Windows 8 esto no era posible. En esta versión, las apps suelen ocupar la pantalla completa y resulta imposible redimensionar la ventana.

5. Multitarea mejorado


 
La zona de multitarea recuerda a iOS y a Android.

Trabajar en varias aplicaciones al mismo tiempo ahora es más fácil. Se mejoró la función para dividir pantalla conocida como ‘Snap’. En Windows 10 se pueden mantener abiertas hasta cuatro aplicaciones en el mismo espacio de trabajo.

Si el usuario ocupa la mitad del espacio de trabajo con dos ventanas, el sistema operativo recomienda qué otros programas podrían llenar el espacio restante.

Adicional a lo anterior, se creó un botón, ubicado al lado del Menú de Inicio, que permitirá acceder a la lista de aplicaciones que se están ejecutando. Su funcionamiento de ha simplificado. A simple vista, luce como la zona de administración multitarea de sistemas operativos móviles como Android y iOS.

Original: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-14648918