Niñas de diferentes orígenes tienen la visión que las ciencias de la computación necesitan – bríndenles la motivación y los espacios inclusivos para innovar


Por: Mary Snapp, vicepresidenta corporativa y jefa de Microsoft Filantropía.

Niñas programan juntas en Boys & Girls Club en Menasha, Wisconsin.

Como jefa de Microsoft Filantropías y la primer abogada contratada en Microsoft, he experimentado de primera mano el increíble potencial de cambio cuando las niñas y las mujeres son impulsadas para crear e innovar.

Tomen como ejemplo a Aishwarya Manoharan, una estudiante de ciencias de la computación e informática en la Universidad de Washington. Cuando Aishwarya crecía, no sabía con exactitud qué quería ser, pero sí estaba segura que su futuro no iba a estar alrededor de las computadoras. No era una sorpresa que ella pensara que trabajar con computadoras era para hombre, y las ciencias de la computación significaban estar sentada frente a una laptop mientras se escribe código por su cuenta, algo que no era una opción muy atractiva para esta extrovertida joven, que también juega tenis y le encanta hornear.

“Mi mayor deseo es de alguna manera cambiar el mundo para bien, ya sea con un cambio grande o pequeño”, comenta Aishwarya Manoharan. “Si puedo ayudar aunque sea a una persona a que alcance su potencial para mejorar al mundo a través de la tecnología, la información y las ciencias de la computación, entonces puedo decir que he alcanzado mi meta”.

Pero cuando Aishwarya tomó la clase de Ciencias de la Computación de Microsoft TEALS AP durante su tercer año de secundaria, se dio cuenta que la imagen que tenía de la programación estaba equivocada cuando vio a otras niñas emocionarse por las ciencias de la computación. Ahí fue cuando Aishwarya conoció a sus profesores voluntarios, incluida Arti Gupta, ingeniera de desarrollo de software en Microsoft, quien se convirtió en mentora de Aishwarya. La confianza que obtuvo Aishwarya de TEALS (Technology Education and Literacy in Schools), y en especial del apoyo de Arti, ha ayudado a Aishwarya cuando siente que no pertenece a las clases en su universidad que en su mayoría tienen a hombres y caucásicos. Ella comenta, “Pensar en cómo la señorita Gupta creía en mí me recordaba que estaba en el lugar correcto”.

La computación y la tecnología mantienen la promesa de generar oportunidades para muchas niñas. Y, aunque ha existido progreso para que más niñas sean presentadas, apoyadas y exitosas en ciencias de la computación desde jardín de niños hasta la carrera, aún hay trabajo por hacer. El camino a una carrera relacionada a la computación necesita ser inclusiva y brindar el soporte correcto en el momento correcto, para que las niñas y las mujeres se sientan motivadas y bienvenidas. De manera colectiva, nuestras compañías, productos e innovaciones sufrirán sin la perspectiva que llevan las niñas y las mujeres, las tecnologías emergerán de manera inevitable con un sesgo involuntario y una visión limitada sobre la diversidad de las personas que la utilizarán y dependen de ella.

En la actualidad, niñas y estudiantes de color representan 65 por ciento de toda la población de los Estados Unidos, y aun así sólo 28 por ciento de los estudiantes de secundaria que toman el examen AP Computer Science son niñas, y sólo 22 por ciento son estudiantes de color. Las razones por las que las niñas pierden interés en STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y en las ciencias de la computación son muchas: falta de un modelo a seguir y falta de apoyo, a una percepción errónea de cómo son en la vida real las carreras STEM, y cómo estas habilidades pueden ayudar a desbloquear las aspiraciones más descabelladas. Sin una mayor influencia femenina en campos STEM, corremos el riesgo de dejar vacío miles de trabajos, sin mencionar dejar sin aprovechar la mitad de nuestro talento.

Es por eso que es urgente que la educación en ciencias de la educación debe ser más inclusiva. Necesitamos mostrar a las niñas, y a todos los estudiantes de diferentes orígenes, que ellos también pueden adoptar el arte y creatividad de las computadoras y ser constructores, inventores, solucionadores de problemas y científicos computacionales que resuelven los retos del mañana. Esto requiere que nosotros tomemos acciones:

  • Hacer que cuenten las ciencias de la computación. Esta política es la mejor y más sencilla manera de ayudar a las ciencias de la computación a llegar a más niñas. Desde 2013, cuando Microsoft comenzó su labor con Advocacy Coalition de Code.org, el número de estados de Estados Unidos que han hecho que cuenten las ciencias de la computación a través de créditos requeridos en matemáticas o ciencias para la graduación en secundaria han crecido de nueve a 45. Montana se convirtió en el estado más reciente hace unos días.
  • Brindar acceso a ejemplos a seguir femeninos con antecedentes diversos. Muchas empleadas de Microsoft son voluntarias de nuestro programa DigiGirlz, diseñado para presentar a las niñas oportunidades de carrera disponibles en campos tecnológicos. A la fecha, hemos ofrecido a más de 54 mil niñas la oportunidad de explorar y convertirse en pensadoras, creadoras y autoras activas en STEM.
  • Foco en acceso e inclusión. Hacemos esto al asociarnos con organizaciones no lucrativas locales para llevar planteamientos relevantes a las ciencias de la computación a nivel cultural para las comunidades locales. En los Estados Unidos, más de 1,400 profesionales tecnológicos son voluntarios con TEALS en escuelas, para atender a 16 mil estudiantes, donde 33 por ciento de estos son mujeres jóvenes. En el extranjero, grupos como Shared Path en Australia llevan entrenamiento a la medida en habilidades digitales para aborígenes australianos, y Laboratoria en América Latina, una organización liderada por mujeres que ha entrenado a más de mil mujeres jóvenes para que se conviertan en desarrolladoras y diseñadoras web al imitar escenarios actuales de trabajo.

En el Día Internacional de la Mujer, únanse a nosotros al tomar acción y ayudar a inspirar a la siguiente generación de mujeres a que se mantengan en STEM y #MakeWhatsNext:

  • Usen sus habilidades tecnológicas para el bien. Pueden ser voluntarios para TEALS, Black Girls Code o Girls Who Code si tienen experiencia en CS. O pueden organizar un Hour of Code en su escuela u organización no lucrativa local donde no se requiere experiencia en codificación.
  • Apoyen a socios de organizaciones no lucrativas que estén enfocados de manera explícita en cerrar las brechas para las niñas, como Anita Borg Institute, Black Girls Code, Girls Who Code y NCWIT.
  • Nominen a un profesor para desarrollo profesional en ciencias de la computación, una beca apoyada por Microsoft a través de Code.org.
  • Brinden a las niñas el apoyo que necesitan para tener éxito. Nuestra Closing the STEM Gap Action Guide, creada en asociación con expertos en el campo, brinda grandes conocimientos y recomendaciones sobre qué podemos hacer cada uno de nosotros para apoyar a las niñas en su camino hacia STEM. Si son educadores, den un vistazo a este conjunto curado de recursos disponibles para ayudarles a cerrar la brecha.

Al dar estos pasos y unirnos en acciones colectivas, podemos crear un conducto más inclusivo de ciencias de la computación para mujeres, brindar un mayor acceso a oportunidades económicas para personas de todos los antecedentes, y dirigir más innovación, a partir de hoy.

Skip to main content