Enfrentar la crisis de conservación del medio ambiente con los datos adecuados


Por: Equipo del blog de Microsoft Cloud Perspectives.

El turismo es un gran negocio, contabiliza 10.4 por ciento del PBI del mundo y apoya uno de cada 10 empleos en el planeta. Para comunidades frágiles a nivel económico puede ser un salvavidas, estimula el desarrollo de negocios y crean trabajos con sueldos para vivir. Pero en ocasiones este crecimiento viene con un precio.

Los veinte principales países ahora representan casi dos tercios de todos los destinos internacionales. Este turismo concentrado significa que algunos de los sitios más hermosos del mundo están en peligro de ser “amados hasta morir” de acuerdo con un nuevo reporte de McKinsey & Company, “Coping With Success: Managing Overcrowding in Tourism Destinations”.

Un estimado de 32 millones de personas visitarán Grecia en 2018, y sólo cinco pequeñas islas, Santorini, Creta, Corfú, Rodas y Miconos, recibirán una gran parte de ese volumen, lo que alterará su infraestructura y ecosistemas. El gobierno de Perú ha tratado de limitar el número de visitantes a Machu Picchu, debido a preocupaciones sobre impactos ecológicos irreversibles. Venecia, un punto popular de turismo, sufre debido a que las grandes multitudes que descienden a sus 100 pequeñas islas cada día desplazan a los locales. Y casi 80 por ciento de los arrecifes en las populares islas Koh Khai en Tailandia han sido dañados por los seres humanos, lo que ha causado que el gobierno cierre tres islas, de acuerdo con el reporte de McKinsey.

En casi cada destino turístico, los gobiernos sufren para manejar y mitigar los impactos ambientales, los cuales incluyen deshechos, erosión, degradación de artefactos, pérdida de hábitat, y alteración en el suministro de agua. Los sitios populares de turismo brindan un gran ejemplo del por qué los gobiernos nacionales y locales requieren crear estrategias sustentables de amplio rango acompañadas de acciones específicas que comiencen desde ya para proteger a sus valiosos ecosistemas.

Nature Conservancy (TNC) ha tomado el liderazgo en evaluar las políticas económicas y ecológicas del turismo. Lo que es más importante para los países, economías y ecosistemas en cuestión, TNC utiliza el poder de la nube e IA para brindar información de valor sobre cómo desarrollar un camino más sustentable.

Utilizar datos para proteger los frágiles destinos turísticos

TNC ha trabajado por años para proteger y conservar las tierras y aguas en las cuales dependen todas las vidas. Su meta es habilitar un mundo donde la gente y la naturaleza se desarrollen. Para crear ese mundo, la gente necesita información más precisa y mejor para entender lo que sucede hoy y por qué, para probar el valor económico de invertir en soluciones dirigidas por datos para temas referentes a conservación, y perseguir acciones enfocadas en preservar la naturaleza para futuras generaciones.

De manera histórica, TNC se ha apoyado en investigación tradicional y académica para construir un caso de negocios referente a sustentabilidad. Sin embargo, la organización también ha carecido de una manera de combinar esa investigación con big data y redes sociales para crear un razonamiento integral para proteger frágiles sistemas ecológicos, como arrecifes de coral, ciudades propensas a sufrir inundaciones, y más.

El programa AI for Earth de Microsoft, que es parte de la iniciativa AI for Good de Microsoft, ayuda a las organizaciones que utilizan inteligencia artificial (IA) para resolver los problemas ambientales más espinosos del mundo. Microsoft se convirtió en socio global de TNC con su programa Upgrade Your World, lanzado en conjunto con el lanzamiento de Windows 10 en 2015. Apoyado por recursos de Microsoft, TNC ahora puede utilizar datos de una manera más poderosa, e incluso trabajar para disolver las barreras entre organizaciones que se enfrentan a problemas ambientales, como planeación urbana, desarrollo económico, sustentabilidad corporativa, y grupos de preservación ecológica.

“Si no contamos con pruebas o números sobre las importantes facetas de la naturaleza y el por qué necesitamos protegerla, sonaremos vagos”, explica el doctor Mark Spalding, científico marino en The Nature Conservancy. “Mi primer pensamiento fue que con los avances en tecnología, podemos mostrar a las economías locales qué tan valiosa es la naturaleza. Si podemos mostrarles en qué lugar la naturaleza brinda retornos económicos significativos, podremos hacer un trabajo mucho mejor en convencerlos de que cuiden la naturaleza”.

La Inteligencia Artificial mejora la toma de decisiones para la conservación

A través de una subvención de AI for Earth conseguida por NetHope, TNC aprovechó los servicios de nube de Microsoft Azure para ayudar a vincular datos con herramientas de IA y aprendizaje automático para desarrollar modelos de decisión que pueden ser compartidos entre organizaciones multi disciplinarias. Cada grupo puede utilizar los modelos para probar, planear y rastrear el impacto de iniciativas sustentables, brindar datos económicos a los tomadores de decisión con la información que requieren para impulsar la creación de políticas y la inversión.

La tecnología emergente también ayuda a romper los silos de información que por años se han puesto en el camino de mejor información de valor científica. Por ejemplo, Esri, la Universidad de California en Santa Cruz, Desarrollo Espacial Internacional, y el Proyecto Capital Natural trabajaron con TNC y Microsoft para compartir ideas sobre aplicaciones de conservación basadas en la API de servicios cognitivos de Azure. Un resultado relevante es la iniciativa Mapping Ocean Wealth de TNC. La organización no lucrativa creó una aplicación web impulsada por IA en conjunto con Microsoft AI for Earth y Esri, en la que trabajaron para construir el software y estrenar el algoritmo.

La aplicación puede analizar de manera precisa fotos con etiqueta geográfica que son subidas a Flickr, el sitio para compartir fotos, en donde se procesan millones de imágenes en horas. El aprendizaje automático ayuda a la aplicación a distinguir entre un buzo en un área frágil contra uno en una piscina, por ejemplo. Al relacionar la frecuencia y número de fotos relacionas con coral a datos de economía de turismo, los científicos de datos pueden cuantificar el valor de los arrecifes de coral, kilómetro a kilómetro.

La visualización de datos revela el verdadero valor de los recursos naturales

Cuando los líderes de TNC compartieron su mapa impulsado por IA de los arrecifes de coral en los Cayos de Florida a oficiales locales, los legisladores se dieron cuenta que en áreas con una gran cantidad de turismo en sus aguas, cada kilómetro cuadrado de arrecife contabiliza más de un millón de dólares en ganancias cada año. “La gente ha comenzado a tener momentos de comprensión”, comentó Spalding. “Ver los datos duros ayuda a las localidades a planear y darse cuenta que sus recursos naturales en verdad son valiosos”.

Esa información de valor, entregada con poderosas visualizaciones de datos, puede ayudar a las agencias locales a ofrecer un balance entre las metas de turismo con los objetivos de preservación. Ese tipo de toma de decisión ya ha comenzado a suceder. En Cancún, México, los hoteles locales contribuyen a un fondo voluntario de impuestos para reparar el área de los “arrecifes del millón de dólares” en las zonas en donde han sido dañados después de desastres naturales y de otro tipo. TNC planea correr esta aplicación en tiempo real para identificar cambios de manera rápida, lo que impulsará a los grupos a acelerar sus esfuerzos de reparación, lo que se traducirá en un ambiente más saludable y sustentable.

De manera similar, TNC ha hecho equipo con Minecraft para crear un mundo inmersivo que permite a los jugadores proteger y restaurar arrecifes de coral a través del juego. Los jugadores pueden colorar cinco tipos de arrecifes de coral en los océanos que se encuentran dentro del juego y utilizar el Coral Crafter Skin Pack para crear vestuario de los personajes, mientras aprenden sobre la importancia de la preservación ecológica.

“Gracias a nuestra labor con Microsoft, tenemos la increíble oportunidad de aprovechar la tecnología para vincular la ciencia con la planeación accionable”, comentó Zach Ferdaña, gerente de programa en The Nature Conservancy. “Utilizamos IA, aprendizaje automático y otras herramientas tecnológicas para acelerar nuestro impacto e incrementar la resiliencia de las comunidades costeras. Hemos comenzado a hackear el futuro”.

Lean el caso de estudio.

Para estar al día sobre las noticias más recientes sobre la labor de Microsoft en la nube, visiten este blog y síganos en Twitter, Facebook y LinkedIn.

Comments (0)

Skip to main content