Los simuladores de entrenamiento de CAE nos vuelven más seguros, desde los hospitales hasta los cielos


El nacimiento estaba por suceder. La madre descansaba sobre su costado mientras una estudiante de medicina se sentó al borde de la cama, con guantes quirúrgicos azules en sus manos, una escena común en las salas de maternidad en todos lados. Con una ligera excepción: la mamá era un maniquí, su feto era un maniquí y la estudiante utilizaba Microsoft HoloLens.

A través del dispositivo, la estudiante estudió el abdomen de la madre y vio un holograma del feto dentro del útero antes de rotar y descender por el canal uterino. Luego, su sesión de entrenamiento de realidad combinada se complicó un poco.

De pronto, los hombros del bebé se atoraron dentro de la madre, una complicación con alto riesgo, pero una emergencia provocada a propósito por el instructor en el aula. La estudiante tenía que actuar rápido. Ella colocó sus manos sobre el pequeño maniquí y de manera cuidadosa liberó los hombros, para completar de manera segura otro parto digital.

LucinaAR de CAE, el primer simulador humano-paciente aumentado con HoloLens, entregó de manera simultánea otra lección digital. La tecnología viene de CAE, una compañía canadiense que ofrece soluciones de entrenamiento virtuales en vivo para evaluar el desempeño humano, para mejorar la seguridad general desde atención médica a aviación civil u operaciones de defensa.

Una estudiante de medicina practica el parto con LucinaAR de CAE y HoloLens.

“CAE opera en tres sectores donde hay mucho en juego, donde no hay espacio para el error y donde la gente necesita contar con el entrenamiento adecuado para estar listos en caso de que se presenten situaciones poco probables que pudieran llevar a una catástrofe”, comentó el doctor Robert Amyot, presidente de CAE Healthcare, uno de los tres segmentos de negocio de CAE.

“El entrenamiento en el trabajo es peligroso y costoso”, agregó Amyot, un cardiólogo de profesión. “Así que entrenamos a los pilotos para hacer los vuelos más seguros. Entrenamos a las fuerzas en nuestras divisiones de defensa y seguridad para prepararlos mejor para sus misiones. Y entrenamos a nuestros médicos y proveedores de atención médica para mejorar la seguridad del paciente”.

Al ser digitales, cada uno de estos regímenes de entrenamiento se han vuelto más precisos en identificar y enfrentar vulnerabilidades humanas, comentó Marc Parent, CEO en CAE.

En el ámbito de la aviación, CAE guía a los pilotos en su preparación para adversidades potenciales en el aire al utilizar simulaciones individualizadas construidas con inteligencia artificial e Internet de las Cosas (IoT).

Una nueva piloto entrena en un simulador de vuelo de CAE.

“Aunque se trata del modo de transporte más seguro en el mundo, los pilotos han sido evaluados de manera subjetiva por mucho tiempo”, comentó Parent. “Pero ahora, al aprovechar los datos que nos dan nuestros simuladores, impulsados por la nube, les podemos brindar una evaluación objetiva en tiempo real, y esto es invaluable”.

“Cuando los pilotos entran a nuestros simulador, podemos darles retroalimentación personalizada sobre sus habilidades, sobre cómo desempeñan diferentes prácticas operativas. Esto eleva su nivel”, agregó Parent. “Y la práctica hace la perfección”.

Comments (0)

Skip to main content