¿Cuál es el siguiente paso en la evolución de su ciudad inteligente?


Por: Trudy Norris-Grey CityNext, infraestructura conectada y desarrollo de negocios globales en Microsoft

Para la mayoría de las ciudades, convertirse en una ciudad inteligente ya no es solo una cuestión, es algo imperativo. Es probable que su ciudad ya esté en camino de una transformación digital. Han invertido en TI por años. Y buscan aprovechar al máximo esas inversiones. Así que, ¿Cuál es el siguiente paso en la evolución de su ciudad inteligente?

Para muchos de los ayuntamientos con los que trabaja nuestro equipo CityNext, el paso es conectar todo. Los líderes de las ciudades buscan entrelazar los tejidos de una sociedad conectada. Al final, lo que quieren es reunir a los gobiernos locales y nacionales con los negocios comerciales para que todos los sistemas trabajen en conjunto para mejorar las experiencias urbanas y la calidad de vida de los ciudadanos.

Y paso a paso, han comenzado a llegar a ese punto. En conjunto con nuestros socios, los ayudamos a avanzar en el contexto de la continuidad de su tecnología.

Esta continuidad inicio por lo general en algún punto de la década de los ochenta, cuando los departamentos individuales de las ciudades adquirieron sus soluciones en sitio, aisladas. Luego llegaron los 90 y la internet, que permitió a las ciudades utilizar páginas web y portales que pudieran presentar datos de todos los departamentos en una vista sencilla. Pero los datos no estaban en realidad conectados, era sólo una capa de presentación sobre ese sinfín de sistemas aislados.

En los dos mil llegó la nube, que facilitó conectar sistemas y datos. Luego trajeron Internet de las Cosas (IoT) con sensores y dispositivos, conocidos de manera general como “el entorno”, para cualquier cosa desde detectar calidad del agua, a rastrear patrones de clima a nivel local, hasta habilitar los coches autónomos.

Ahora, con la nube inteligente y el entorno inteligente, las ciudades pueden generar conexiones no sólo de manera central a través de la nube, sino también en el entorno. Con esto, me refiero a que en lugar de que los datos vayan a la nube para ser procesados y luego enviados de regreso a un dispositivo del entorno, los datos pueden ser conectados y analizados en y entre dispositivos del entorno.

En otras palabras, en lugar de que un coche autónomo tenga que enviar un mensaje a la nube y esperar una respuesta para reconocer una luz roja y detenerse, el auto y la luz de tránsito pueden comunicarse entre ellos de manera directa.

Así que para muchas ciudades, utilizar la nube inteligente y el entorno inteligente para comenzar a conectar todo es la manera en la que dan el siguiente paso en su evolución hacia ser una ciudad inteligente. De esta manera, pueden habilitar experiencias cohesivas y capacidades de cómputo donde sea que existan datos. También es vital ayudarles a aprovechar la analítica avanzada y las tecnologías emergentes como la inteligencia artificial (IA).

De hecho, conectar datos entre departamentos y sistemas de organizaciones y dispositivos de entorno es una de las recomendaciones clave en el reporte de Gartner: “Three Rules When Using AI to Add Value to Your IoT Smart Cities” (Tres reglas cuando se utiliza IA para agregar valor a sus ciudades inteligentes con IoT).

Lean el reporte para conocer las tres reglas y seis acciones a tomar que Gartner recomienda para que su ciudad aproveche al máximo IoT e IA. La investigación de Gartner incluye casos de uso del mundo real que ilustran cómo la sinergia de IoT e IA puede ayudar a las ciudades a servir mejor a sus ciudadanos y a conseguir los resultados deseados.

Comments (0)

Skip to main content