‘Una maravilla escalable’: ¿Cómo es que Johns Hopkins Medicine planea cambiar la percepción de las enfermedades?


Los datos son enormes. Su potencial para encontrar curas: aún mayor.

En Johns Hopkins Medicine en Baltimore, los científicos y doctores recolectan y utilizan vastas cantidades de datos provenientes del cuidado clínico, genomas, e incluso de los dispositivos wearable, para realizar mejores predicciones sobre el progreso de las enfermedades y poder identificar tratamientos individuales.

“La medicina de precisión se enfoca en usar herramientas revolucionarias en la medición, computación y conectividad para re-imaginar y re-inventar la medicina” dice el Dr. Antony Rosen, director de reumatología y vicedecano de investigación en Johns Hopkins Medicine.

En el corazón de dicho compromiso con la medicina de precisión, los clínicos y tecnólogos de Johns Hopkins, ya han comenzado a mirar con profundidad las enfermedades individuales, dentro de los subgrupos que comprenden dichas enfermedades.

Eso es porque los pacientes que están dentro de los mismos subgrupos de enfermedades, a menudo tienen la misma biología subyacente y responden de manera similar a los tratamientos, dice Rosen. Esto, en cambio, puede ayudar a los investigadores a descubrir los mecanismos que conducen a tratar dichas enfermedades.

El equipo dirige las investigaciones de los datos duros de los pacientes con tratamiento para cáncer de próstata, esclerosis múltiples, cáncer de páncreas, arritmias cardiacas, esclerosis lateral amiotrófica o ELA y más, todo para mejorar los diagnósticos, tácticas de prevención y curas.

“Esto es en verdad un momento donde las herramientas van a permitir a los humanos reclasificar las enfermedades con base en los subgrupos y cambiar en su totalidad la percepción de las enfermedades,” dice Rosen.

John Hopkins se apoya en la nube y el aprendizaje automático, “para en verdad permitir el descubrimiento de una maravilla escalable,” agrega Rosen.

Dentro de aquellos terabytes de datos en la nube, la misión médica permanece enfocada en los pacientes, dice Dwight Raum, Jefe de Tecnología en Hopkins Medicine.

“Las preguntas que realizamos se dividen en dos distintas categorías. La primera es: ¿Cómo determinamos los mejores pronósticos para este paciente? Raum dice. “¿Dónde se encuentran ahora? ¿Dónde estaban hace seis meses? ¿Dónde estarán en el futuro?

“La segunda dimensión es: ¿Cuáles son las mejores intervenciones? Si conocemos cómo se ven sus pronósticos, ¿Cuáles son las herramientas que podemos desplegar para ustedes en distintos puntos de su enfermedad?” Raum dice. “Tenemos la oportunidad de usar la tecnología, por primera vez, para redireccionar la manera en la que proveemos cuidados al paciente.”  

Comments (0)

Skip to main content