Ustedes pueden: cómo hacerse amigos de su impostor interior


¿Se preocupan por esos momentos en los que sienten que son un fraude en el trabajo? Aprendan cómo pueden ver al síndrome del impostor como algo bueno.

Construir su carrera es una jornada llena de retos, emoción, y obstáculos en el camino. Y las jornadas son más sencillas si se tiene un mapa. En este texto, expertos en trabajo responden sus preguntas y les brindan consejos para ayudarles a dar el siguiente paso.

Pregunta: En ocasiones siento que estoy sobrepasado en el trabajo, que no pertenezco, o que no soy tan bueno. ¿Tienen algún consejo para superar este sentimiento?

Respuesta: Cualquier persona que trata de conseguir algo nuevo o se mueve de su zona de confort debería sentirse como un fraude en algún momento. Y aunque tal vez no exista un gerente oficial del síndrome del impostor, Trish Winter-Hunt ha visto y trabajado lo suficiente con este fenómeno para desarrollar algo de experiencia en la materia. Si aún no han experimentado la sensación del impostor, comentó Winter-Hunt, gerente senior de experiencia de contenido en Microsoft que trabajo con dispositivos Windows, es sólo cuestión de tiempo para que suceda.

En todos sus años como comunicadora profesional, de trabajo en relaciones públicas, mercadotecnia y comunicaciones con doctorados y ejecutivos nivel C a través de diferentes organizaciones, Winter-Hunter nunca ha conocido a una sola persona que no haya experimentado el síndrome del impostor – el miedo que surge cuando la gente no puede internalizar su éxito y se preocupan por ser expuestos como el fraude que creen que son.

Este síndrome fue identificado por primera vez por psicólogos clínicos en la década de los 70 y desde entonces ha sido tema de estudio. Una amplia variedad de artículos ha sido publicada sobre el tema y el problema ha recibido más atención en los años recientes con nuevas investigaciones y conforme los entrenadores de carrera, negocios y libros de autoayuda, empresas, y publicaciones como Harvard Business Review lo han abordado.

Ya sea que conozcan esos sentimientos de falsedad o apenas se hayan familiarizado con su impostor interior, a continuación, les compartimos algunos consejos para construir confianza y vencer al síndrome del impostor para que puedan conseguir más.

Tener un diálogo interno en verdad funciona, para bien o para mal

Primero, Winter-Hunt declara, “no hay nada malo en ustedes”.

Si su diálogo interno va alrededor de pensamientos como “No soy tan bueno para este trabajo”, “los reclutadores se equivocaron”, o “en cualquier momento, alguien va a descubrir que todos los días los engaño”, entonces, sean bienvenidos al club.

De acuerdo con un estudio, esos sentimientos prevalecen de manera especial en gente con altas ambiciones, en particular con las mujeres, que se han autoimpuesto estándares de rendimiento. Pueden sentirse bien con la presencia de esa voz; significa que han tomado un riesgo. Cuando se aventuran en un nuevo territorio, hay un cierto nivel de ambigüedad con el que debemos aprender a estar cómodos, explicó Winter-Hunt.

Pero el síndrome del impostar deja de ser un útil motivador si esos sentimientos limitan su ambición – si no les permiten ir por lo que quieren, un fenómeno que Winter-Hunt comentó que ve todo el tiempo cuando entrevista candidatos. Porque un lugar en el que es casi un hecho que su impostor interno va a aparecer es durante una entrevista de trabajo.

“En verdad es desalentador escuchar a tanta gente auto-descartarse de un puesto, incluso cuando han conseguido tener una gran entrevista”, comentó. “Les menciono que es probable que no los entrevistara si no pensara que pueden hacerlo”.

“Una notable característica del síndrome es que a pesar de que los impostores ansían el reconocimiento y los elogios por sus logros, no se sienten cómodos cuando los reciben”, de acuerdo con Psychology Today. “En lugar de eso, el elogio los hace sentir ansiosos porque en secreto sienten que no lo merecen. Después de todo, ellos piensan: sólo finjo – a diferencia de todos los demás que parece que saben lo que hacen”.

El síndrome del impostor también gusta de aparecer sin invitación cuando se comienza con algo nuevo, pero los sentimientos de fraude no siempre indican que estás a punto de cometer un error.

Winter-Hunt comentó que una manera de combatir esos sentimientos de incompetencia es cambiar esas frases en su cabeza. Repetir mantras como “Soy bueno en lo que hago” o “Merezco estar aquí” son pequeños pero poderosos pasos hacia reducir pensamientos autodestructivos.

Así que, Adelante: por unos segundos, tomen un respiro y díganse, “Yo puedo con esto”.

Acoger al impostor

Los sentimientos de miedo e incompetencia son incómodos, pero también son naturales. Tratar de ocultaros es tentador, para sobre compensar con sus colegas o en una entrevista. Pero por lo general, esa falta de autenticidad sólo los hace sentir más como un impostor.

En lugar de esto, “acoger al impostor”, motivó el más reciente texto de Winter-Hunt. “Porque es muy probable que ustedes nunca superen esos sentimientos de fraudulencia. En lugar de ver al síndrome del impostor como una característica definitoria, adóptenla como la experiencia transitoria que es”, escribió. “Una que los obligue a evolucionar, a probar cosas nuevas, y a cuestionar sus filosofías adoptadas con anterioridad”.

Algunas personas las aceptan e incluso utilizan los sentimientos opuestos – confort, seguridad – como señales de que es momento de probar algo nuevo… que tal vez la sola presencia del síndrome del impostor indica que tienen la inquietud de crecer en áreas en las que se han estancado.

Hablar al respecto

Investigaciones muestran que para la gente que no puede sacudirse el síndrome del impostor o sienten que sus vidas han sido tomadas por él, la terapia hablada puede ser de gran ayuda. Y no es necesario realizarla con un profesional entrenado.

Winter-Hunt comentó que con sólo estar frente a su jefe y sentirse vulnerable con sus colegas ha hecho una gran diferencia para ella. En todas las discusiones que ha tenido, nunca ha recibido una reacción que no fuera de apoyo y motivadora.

Así que adelante, aprendan a amar a ese impostor, pero nunca le den el poder de tomar una decisión. Winter-Hunter basa su vida en una cita de Seth Godin, el autor de diferentes libros: “Comiencen. Con la humildad de alguien que no está seguro y con la emoción de alguien que sabe que es posible”.

¿Por qué? Porque el mundo necesita de sus talentos, de su persistente exploración, y de su deseo de retarse. Necesitamos su ayuda para avanzar hacia lo que siguen.

Comments (0)

Skip to main content