3 maneras en las que la nube mejora la calidad del cuidado de la salud


Para algunos en la industria del cuidado de la salud, el motivo de negocios para moverse a la nube es simple: ahorrar dinero.

En una industria donde la seguridad y el cuidado de los pacientes son fundamentales, la posibilidad de ahorrar dinero por cuenta propia tal vez no justifique una transformación de los sistemas legados. Así que el argumento para la nube no es tanto que el movimiento ahorre dinero, sino que podría permitir a las organizaciones disminuir de manera activa el costo de los cuidados en las maneras más críticas, incluso cuando se protege a los pacientes y se revelan operaciones financieras.

Un espacio moderno, seguro y rentable para los datos vitales

Las organizaciones modernas de salud generan una vasta cantidad de datos por paciente. Las imágenes digitales por sí solas por lo general requieren expansiones continuas para almacenamiento de datos conforme la calidad mejora y se incrementa el tamaño del archivo. Mantener en funcionamiento los sistemas legados de almacenamiento con capacidad y seguridad, requiere una inversión significativa.

Por ejemplo, después de años de apoyarse en quemadores de CD para almacenar y compartir imágenes, el sistema de salud sin fines de lucro Bon Secours, descubrió que al mejorar sus sistemas de radiología en sitio podría costar entre tres y cuatro veces más que los reemplazos previos. Los costos por encriptación, mantenimiento y servicios de entrega se sumaron. Así que el grupo miró hacia la nube.

“Tan solo los ahorros fueron suficientes para justificar mover nuestra aplicación para visualizar y compartir imágenes a un servicio basado en la nube”, comentó Winnie Bernard, gerente de Sistemas de Radiología e Imagenología Empresarial para Bon Secours.

Información de valor en tiempo real para obtener mejores resultados

Ahorrar en una infraestructura segura y actualizada puede impactar de manera positiva la calidad del cuidado, para liberar recursos que se pueden enfocar en la experiencia del paciente. Y con las robustas capacidades de datos de una plataforma lista para HIPAA como Microsoft Azure, las organizaciones de salud pueden optimizar sus modelos de entrega.

“Hemos adaptado nuestra solución para que los líderes administrativos y médicos tengan un tablero personalizado que muestre sólo los datos de su área de responsabilidad”, comentó Pamela Bush, Directora Clínica de Informática en el Instituto del Corazón de la Universidad de Ottawa. “Y aunque la gente tiene vistas personalizadas de los datos, la información es consistente entre usuarios”.

Conectar a la gente para un mejor cuidado

El acceso a información consistente es crítico. Al reducir el tiempo para recuperar y compartir información clínica con proveedores, la nube permite diagnósticos más rápidos, lo que también puede llevar a un costo más bajo en los cuidados – tanto para los pacientes como para los proveedores.

“Anticipamos que los pacientes serán tratados más pronto, el cuidado será mejor coordinado y veremos menos resultados negativos ya que ahora podemos entregar imágenes en minutos en lugar de horas o días”, mencionó Bernard.

Conozcan más sobre cómo la nube de Microsoft ayuda a transformar los servicios de salud y sus resultados alrededor del mundo.

Skip to main content