Hackear las diapositivas para alcanzar el éxito


Después de 30 años, el equipo de PowerPoint en sintonía con sus competidores y en constante innovación.

PowerPoint se mantiene en Silicon Valley, donde la competencia está cerca

En Silicon Valley, la competencia en tecnología de punta está en todos lados. Te encuentras a tus rivales en la cena, juegos de futbol, en la tienda. Retan de manera constante a tu empresa y a tu producto, y cuestionan la base de tu trabajo.

“Cuando escuchas cosas como esas, hacen que tu corazón lata más rápido”, comentó Shawn Villaron, gerente del grupo de programa de socios para PowerPoint. “Hace que pienses de una manera más clara. Hace que comiences a pensar, ‘Si están en lo correcto, ¿Qué necesitamos hacer?”

Sarah Ferraro Stein, ingeniera senior de software que ha estado con el equipo (y con Microsoft) desde 2012. Foto de Tyler Mussetter.

Y es esa forma de canalizar ese empuje lo que impulsa al equipo de Shawn a hacer de PowerPoint una herramienta relevante de manera consistente. Con raíces en los entornos hiper-competitivos de Silicon Valley y un enardecido espíritu de hackeo, el equipo es implacable en su misión de hacer más por sus clientes.

“En definitiva, existe ese sentimiento de que, si todos fuéramos de vacaciones por un año, cuando regresáramos no tendríamos clientes. Siempre hay alguien que está listo para tomar tu lugar. Pero si mantenemos este ritmo y presentamos cosas increíbles y ganamos la lealtad de nuestros clientes, es probable que podamos ganar a la competencia”, comentó Sarah Ferraro Stein, ingeniera senior de software que ha estado con el equipo (y con Microsoft) desde 2012.

Este es un producto nacido y construido en el valle. Por más de 30 años, ha crecido y evolucionado al estar ahí, ha aprovechado el futuro del cómputo, la comunicación y la productividad. Y a pesar de todos esos cambios, se ha mantenido como la herramienta elegida por millones de personas que necesitan contar su historia.

Los esfuerzos del equipo de PowerPoint han llevado a un producto que ha cambiado la manera en que los negocios son llevados a cabo alrededor del mundo, desde aulas hasta mesas directivas.

Los gobiernos lo utilizan para darle forma a las políticas e influenciar el futuro de la humanidad. Las corporaciones y los pequeños negocios lo utilizan para impulsar los motores del crecimiento y darle fuerza a la economía mundial. Los emprendedores lo utilizan para asegurar el capital para su gran idea. Los profesores para enseñar a la siguiente generación. Los padres para organizar la comunidad. Los artistas lo utilizan para inspirar y provocar. Los niños para mostrar lo que han aprendido.

Para mantener la evolución de PowerPoint y cumplir las necesidades de negocios y tecnología en un mundo que se transforma de manera digital, sus desarrolladores han encontrado nuevas maneras – alentados por el espíritu de emprendimiento y enfoque de desarrollo de Silicon Valley – de mezclar la creatividad y la colaboración dentro de una herramienta cuya longevidad ha sido sostenida por la innovación.

“Este equipo es increíble debido a la diversidad de sus ideas. Contamos con varios expertos sólidos en el producto y un grupo de gente nueva que tiene estas nuevas y locas ideas. Juntos, descubrimos lo que mejor funciona para el producto”. (Sarah)

Una mejor manera de compartir ideas

Como un pilar de la suite de Office, que ha vendido más de mil millones de licencias a nivel mundial, PowerPoint se destaca como una herramienta de comunicación que ha evolucionado desde aquellos días donde las proyecciones de gastos y las transparencias eran la norma. En aquellos días, Robert “Bob” Gaskins – que trabajó para una empresa de reciente creación llamada Forethought – se dio cuenta que había una mejor manera de realizar presentaciones visuales a través de las computadoras personales.

Forethought presentó PowerPoint el 20 de agosto de 1987, en una Macintosh de Apple. El 30 de julio de 1989, Microsoft adquirió esa empresa (y a PowerPoint) en 14 millones de dólares. No pasó mucho tiempo para que el producto se volviera omnipresente.

Shawn Villaron, gerente del grupo de programa de socios, ha sido parte del equipo de PowerPoint durante su crecimiento y evolución. Foto por Tyler Mussetter.

“Si regresamos a inicios de los años noventa, todo mundo utilizaba PowerPoint”, comentó Shawn.

“Una de las cosas que en verdad diferencian a PowerPoint es el grado en el que curamos nuestro código base. Creo que eso juego un rol central en nuestra capacidad de ser ágiles y probar cosas y fallar rápido”, mencionó Shawn. “Incluso si tuviéramos esta gran cultura y el interesante punto de vista basado en Silicon Valley, si no contáramos con ese sólido código base, no lo podríamos hacer. Eso es algo que viene desde nuestras raíces”.

“Tratamos de mover a PowerPoint hacia esa dirección donde en lugar de pensar en él como si fuera una caja de herramientas, pensamos en que es un asistente. Les vamos a ayudar a ser exitosos. Y para mí ese es uno de los retos principales en la historia de PowerPoint”. (Shawn)

Con el paso de los años, ha crecido. PowerPoint se convirtió en una de las aplicaciones centrales en la suite de Office, y ha evolucionado más allá de Windows y Mac a Android, iPad, iPhone, Windows 10 y los navegadores web. La aplicación adoptó cosas básicas como el color, impresión, fotos, y corrector ortográfico. Pero también introdujo animaciones, transiciones, y soporte para video. Los usuarios también podían personalizarlo y construir sobre él. También se expandió hacia otros idiomas alrededor del mundo, para ganar fanáticos a nivel global. Los avances más recientes incluyen el servicio Designer, que ayuda a crear diapositivas de alto impacto; Morph, que ayuda a los usuarios a contar su historia de manera sencilla a través de animaciones; colaboración en tiempo real; y la vista de presentador, que ayuda a los usuarios a entregar la mejor presentación posible.

Treinta años después, PowerPoint se mantiene en la cima del juego, pero también ahora se trata de un campo de juego más saturado.

La cultura de innovación constante está arraigada en el equipo, algo que Shawn – que ha trabajado en PowerPoint desde 1996 y comenzó como gerente de programa cuando el grupo contaba con 60 o 70 empleados – ha sabido desde que era becario en 1994 y tenía la tarea de investigar los productos de la competencia.

Shawn Villaron, rodeado de reconocimientos y elementos históricos de PowerPoint. Foto por Tyler Mussetter.

“No nos hemos dormido en nuestros laureles”, aclaró Shawn. “Entendimos que las cosas podían cambiar en cualquier momento. No íbamos a asumir que éramos los mejores; no íbamos a faltarle el respeto o a desestimar a nuestros competidores. Teníamos que estar ansiosos por aprender de ellos, mientras buscábamos la manera de superarlos”.

PowerPoint ha evolucionado desde su lanzamiento, pero hace algunos años el equipo directivo buscaba nuevas maneras de dar a los miembros del equipo una voz en la evolución del producto e infundirles energía. Dachuan Zhang, gerente de ingeniería para el grupo de socios en PowerPoint, sugirió realizar un hackathon como un evento para elevar la moral.

En un principio, Shawn tuvo dudas, pues pensaba que los ingenieros preferirían algo más divertido. Pero luego se dio cuenta que los ingenieros querían aprender, construir y experimentar en un ambiente colaborativo y seguro.

Sarah y Shawn entienden que los ingenieros quieren aprender, construir y experimentar en un ambiente seguro y colaborativo. Foto por Tyler Mussetter.

Ese primer hackathon desconectó a todo el equipo por casi cuatro días – un experimento caro.

Pero Shawn comentó que la participación fue “muy alta” y produjo resultados fenomenales. Los hackathons también mostraron al equipo directivo lo bien que el equipo entendía la estrategia de negocio, los retos técnicos, y lo que buscaban los clientes. Él y otros líderes apreciaron la manera en que los participantes pusieron de su parte para crear soluciones “alucinantes” y “poco convencionales”.

Pensar hacia adelante a través del hackeo

Para generar ciclos de nuevas ideas, el equipo de PowerPoint, que incluye a cerca de 175 personas, ahora realiza hackathons de manera regular, y se invita a todo mundo, desde el becario más nuevo hasta el ingeniero, diseñador y gerente de programa con más antigüedad, para pensar acerca de cómo pueden evolucionar el producto durante sus horas de trabajo, y hackear para conseguir innovación.

“No siempre es fácil mostrar tus ideas. El hackathon es donde la gerencia dice, ‘Quiero escuchar qué les interesa y quiero ver lo que pueden hacer’”. (Sarah)

Sarah, que llegó a la empresa justo después de graduarse de Harvey Mudd College, ha participado en todos los hackathons de PowerPoint desde que está en Microsoft.

“En ocasiones hago cosas simples como mejorar una herramienta con la que trabajo a diario”, comentó. “Hace poco hice una que estaba más orientada a una característica donde agregamos una a PowerPoint Online que llamamos Share a Slide”.

Con esta característica, los usuarios pueden elegir una diapositiva para compartirla con otras personas, en lugar de hacerlo con todo el conjunto de diapositivas.

Sarah colabora con el equipo. Foto por Tyler Mussetter.

“Se trata de una característica de colaboración. Y fue muy buena", mencionó. “Emocionó bastante al equipo”.

Los dos más recientes hackathons fueron testigos de la introducción de los tanques de hackeo (inspirados en el programa de TV “Shark Tank”) donde las mejores ideas del hackathon se presentan ante los líderes del equipo por una oportunidad para ser elegidas de manera oficial y recibir fondos como parte del plan oficial de PowerPoint. Los hacks de Sarah no han llegado al tanque de hackeo aún, pero el equipo se encuentra en planeación para ver cómo trabajar en Share a Slide en actualizaciones futuras.

Muchas características de producto han salido de los hackathons del equipo de PowerPoint, entre la que se encuentran Morph, 3-D, y mejoras en el código de Smart Guide que ayudan a alinear dos o más formas en una diapositiva. Las características de inteligencia también han salido de esas sesiones, como PowerPoint Quick Starter.

“Hemos visto todo lo que sale de los proyectos del hackathon que son ideas tan buenas, refinadas, con una alta calidad, que hemos pasado una semana refinándolas para luego entregarlas a los clientes”, mencionó Shawn. “Hemos visto casos en los que el ingeniero ha desbloqueado el potencial de una característica que no estábamos seguros de desarrollar, y ellos han hecho lo suficiente para convencernos de que algo en lo que no estábamos confiados en verdad podía suceder y entregarse a los clientes”.

Incluso las ideas que no llegan a convertirse en característica que es entregada a los clientes son útiles, como lo ha descubierto el equipo.

En algunos casos, comentó Shawn, “no se trata de ‘poner fondos en la característica’, sino de actualizar la manera en la que pensamos sobre PowerPoint. ¿Qué es y hacia dónde tiene que ir en el futuro? Y para mí, eso es lo más emocionante, pues el impacto podría abarcar años, mucho más allá de una sola característica”.

Y es esa perspectiva progresista la que hace eco de la visión de Satya Nadella para la mentalidad de crecimiento, comentó Shawn.

“No sabemos cómo esto va a funcionar en los próximos 5, 10 o 15 años. No siempre tenemos la respuesta para el siguiente paso. Y es por eso que tratamos de cambiar la manera en la que llevamos al equipo, para darle a todo mundo una voz que se dirija hacia el producto”, mencionó. “Los hackathons nos muestran formas de ver las cosas que no habíamos pensado antes. Al final, cambia la narrativa sobre cómo pensamos acerca de PowerPoint, su rol en la actualidad, y su rol a futuro. Dar una voz a todos; necesitamos tener ese enfoque progresista de hacer preguntas y escucharlas”.

Descubran más en el siguiente video sobre cómo el equipo de PowerPoint avanza a través de su cultura y creatividad.

Foto principal: El equipo de PowerPoint. Foto por Tyler Mussetter.


Skip to main content