La disrupción de la servilleta: Conozcan Ink to Code, Proyecto de Microsoft Garage


Cuenta la leyenda que algunas de las más grandes ideas en la historia iniciaron con una servilleta. Gettysburg Address, el poema que dio vida al Himno Nacional de los Estados Unidos, y la premisa de la serie de Harry Potter –se dice que cada una nació a través de bocetos sobre un trozo de papel– y cuando los creadores de aplicaciones ponen la pluma sobre el papel para dar vida a sus ideas, este es por lo general el lienzo a elegir. Y aunque crear prototipos con una servilleta y una pizarra tiene su encanto, no lo es tanto la posibilidad de trasladar bocetos rápidos en código funcional.

Hace unos meses, un grupo de becarios de Garage abordaron este problema con la creación de un prototipo de su invención: les presentamos Ink to Code, un proyecto de Microsoft Garage, ahora disponible en Estados Unidos y Canadá. Se trata de una aplicación Windows que permite a los desarrolladores dibujar bocetos de plantillas cuadriculadas y exportarlas a Visual Studio, lo que acelera el proceso de crear prototipos de interfaces de usuario para usuarios de Universal Windows Platform (UWP) y Android.

El programa de becarios de Garage, conocido como Garage Internship, toma un giro único de emprendimiento sobre el modelo tradicional de empresa grande de tecnología; en lugar de integrarse con una organización de tiempo completo, los estudiantes trabajan en grupos de 5 o 6 como un equipo distinto, para construir su propio proyecto. Los grupos de producto de Microsoft compiten por los equipos de becarios para trabajar en los proyectos propuestos al ofrecer oportunidades a los becarios al comienzo de su programa. Durante el pasado verano en las instalaciones de Investigación y Desarrollo en Microsoft Nueva Inglaterra (conocida como NERD, por sus siglas en inglés), ubicadas en Cambridge, MA, 7 becarios encontraron su pasión en la oferta de Ink for Code y se registraron para trabajar con el equipo Xamarin, que era el que patrocinaba esta idea. 5 becarios más que estudian en el MIT se unieron a Garage a principios de 2018 para continuar el trabajo en este proyecto.

Construir una mejor servilleta

Ink to Code captura bocetos de elementos visuales básicos y los traduce en los inicios de una aplicación en Visual Studio.

Tanto el equipo promotor como los becarios estaban motivados por un deseo de modernizar el proceso de lluvia de ideas y creación de prototipos con la utilización de bocetos en servilletas y pizarras, a una experiencia que es más automatizada y cohesiva con la suite de Visual Studio. “Como desarrolladores, todos hemos estado en esa situación”, señaló Alex Corrado, Ingeniero Senior de Software en el equipo de Xamarin Designer, y uno de los autores del proyecto. “Llevar tus ideas para una nueva aplicación o característica al papel es una de las partes más rápidas y naturales del proceso de lluvia de ideas. Pero luego, al final, necesitas convertir ese boceto en código y más pronto de lo que esperas, se agregan 10, 20, 30 iteraciones al boceto”. El equipo se dirigió a Smart Ink dentro de UWP para preservar el deseo natural de bocetar, a la vez que cerraban la brecha entre lo análogo y lo digital con una aplicación acompañante para Visual Studio. En Windows 10 Fall Creators Update, Smart Ink mejora el reconocimiento de tinta con IA. El equipo de Ink to Code aprovechó esta tecnología de aprendizaje automático para ahorrar meses de tiempo de desarrollo.

Ink to Code traduce símbolos comunes de diseño a la parte inicial de una aplicación en Visual Studio. La primera versión soporta elementos visuales básicos de una aplicación entre los que se encuentran etiquetas, campos de texto, párrafos de texto, imágenes, y botones. Y aunque Ink to Code no puede dar vida a una aplicación completa, sí reduce de manera significativa la creación de las bases de la aplicación con el poder de la automatización. Tal vez lo más valioso es la manera en que permite a diseñadores y desarrolladores colaborar de una manera diferente. Ink to Code puede ser utilizado como un lienzo productivo en reuniones de lluvias de ideas, o aún más, como una herramienta que puede reducir la brecha entre colaboradores con diferentes niveles de conocimientos en diseño o técnicos.

Un prototipo para crear prototipos

Una parte central de la experiencia de becarios en Garage es conducir investigación y desarrollo para clientes, y el equipo de Ink to Code trabajó con desarrolladores y diseñadores internos para recibir retroalimentación sobre su prototipo. Hoy en día, el equipo Xamarin, que es el promotor del proyecto, lanzó la aplicación para expandir de manera importante la cantidad de comentarios. Alex también nos comparte que, “Nuestra meta es escuchar de una amplia variedad de creadores de aplicaciones, para que nosotros sepamos lo que más le gusta a la gente y qué deberíamos agregar”.

“Los desarrolladores son muy diversos, y no tener experiencia les puede server al 100% en el día 1, pero sus comentarios nos pueden ayudar a acercarnos más de manera más rápida”, agregó George Matthews, Gerente Senior de Programa en Garage, además de ser uno de los principales creadores de Ink to Code. La reacción instintiva de cualquier creador de aplicaciones es asegurarse de que su proyecto está pulido y perfecto antes de entregarlo, en especial cuando se lanza a una audiencia compuesta por colegas desarrolladores. El equipo Ink to Code ha adoptado la mentalidad de recibir comentarios de manera temprana, y desarrollar con y para el cliente. George continúa, “Los comentarios de nuestros primeros clientes en verdad nos ayudarán a priorizar nuestro volumen de pendientes”.

Skip to main content