Bienvenidos a 2018, el año de IA



Por: Ralph Haupter, President de Microsoft Asia, publicado en
LinkedIn.

 

Si algo nos ha enseñado la historia del progreso humano es esto: el genuino progreso que marca un cambio radial no ocurre debido a un solo descubrimiento tecnológico, sino a la combinación de múltiples factores complementarios que se unen al mismo tiempo.

La Revolución Industrial, que inició en el Reino Unido por 1760, fue motivada por fusión de la energía de vapor, las mejoras en la producción del acero y el desarrollo de las primeras herramientas mecánicas.

De manera similar, la revolución de las PC a principios de la década de los setenta fue el resultado de avances simultáneos en el micro-procesamiento, almacenamiento en memoria, programación de software y otros factores.

En la actualidad, a inicios de 2018, estamos en la antesala de una nueva revolución, una que transformará en definitiva cada organización, cada industria y cada servicio público en todo el mundo.

Por supuesto, me refiero a la Inteligencia Artificial – o IA – y considero que 2018 es el año que aumentará su popularidad, para comenzar a impactar muchos aspectos de nuestras vidas en una manera en verdad omnipresente y significativa.

IA: más de 65 años en fraguarse

El concepto de IA no es nuevo. De hecho, se remonta a la década de los años cincuenta cuando Alan Turing, el pionero del cómputo, planteó la famosa pregunta “¿Las máquinas pueden pensar?” y pasarían otros 6 años, en 1956, antes de que se utilizara por primera vez el término “inteligencia artificial”.

Así que han pasado cerca de 70 años para que se reúna la correcta combinación de factores que pudieran mover la IA de ser un concepto, a convertirse en una realidad cada vez más presente en nuestras vidas. Y en la actualidad, existen tres tendencias de innovación que impulsan su aceleración y adopción.

  • La primera es Big Data. La explosión de dispositivos, sensores y objetos conectados a internet ha expandido de manera exponencial la cantidad de datos que el mundo produce. En esta era cada vez más digital, los datos son el “nuevo combustible” – una fuente de valor y ventaja competitiva sustentable.
  • El segundo factor es el omnipresente y poderoso cómputo en la nube. En la actualidad, cualquier persona que tenga una idea y una tarjeta de crédito puede acceder al mismo poder de cómputo que, de manera tradicional, sólo poseían las multinacionales globales o los gobiernos. El cómputo en la nube democratiza la tecnología y acelera la innovación a una escala global.
  • El tercer factor que impulsa las capacidades de la IA son los avances en algoritmos de software y Aprendizaje Automático que pueden identificar patrones sofisticados implícitos dentro de los datos. Si los datos son el nuevo combustible, el Aprendizaje Automático tal vez sea el nuevo motor de combustión interna.

Así que, es la combinación de estas poderosas tendencias de la industria, que maduran al mismo tiempo, lo que hoy acelera – y democratiza – la IA.

IA en todos lados

Mi colega Harry Shum, que lidera nuestro grupo de IA e Investigación, menciona la manera en la cual la IA impactará nuestras vidas como una “revolución invisible”. A lo que se refiere es que, cada vez más, la IA estará en todos lados – para impulsar a su motor de recomendaciones en línea, actuar como un chatbot que es un asistente virtual para su cuenta de banco o como agente de viajes, personalizar su fuente de noticias o tener a salvo su tarjeta de crédito contra fraudes. La IA será más generalizada – y también menos invasiva – que cualquier otra revolución tecnológica previa.

En particular, la IA estará integrada de manera transparente en productos y servicios existentes y bien establecidos para mejorar sus capacidades. Permítanme compartir un sencillo ejemplo de cómo la IA me ayuda a trabajar de manera más eficiente hoy en día. Viajo de manera frecuente y soy requerido para realizar presentaciones a audiencias multinacionales con diferentes idiomas durante mis viajes de negocios a través de la región de Asia Pacífico. Ahora, con una pequeña pieza de tecnología de IA llamada Microsoft Presentation Translator, puedo ayudar a superar cualquier barrera de lenguaje pues PowerPoint puede mostrar subtítulos en tiempo real en más de 60 idiomas, de manera simultánea mientras yo hablo, durante mis presentaciones.

En los negocios, la IA será utilizada por la mayoría de las empresas en por lo menos una parte de la cadena de suministro ya sea en investigación y desarrollo, diseño, logística, manufactura, servicio o relación con clientes. De hecho, IDC, el líder analista de la industria, cree que, para el siguiente año, 40% de las iniciativas globales de transformación digital serán soportadas por capacidades de IA [1].

Y no necesitan ser una de reciente creación o una empresa tecnológica para adoptar las posibilidades de IA, sólo requieren la visión y el compromiso para que suceda. Tomen por ejemplo a Mitsubishi Fuso Truck and Bus Corporation (MFTBC), un fabricante japonés de autos de 85 años de existencia, que le ha tomado sólo dos años convertirse en una empresa con “100% de operaciones digitales” – por medio de la utilización de capacidades en IA basadas en la nube, Internet de las Cosas y Realidad Combinada (MR por sus siglas en inglés).

Una de las iniciativas que han implementado de manera reciente es un chatbot impulsado por IA al cual todos sus 10 mil empleados pueden acceder información y para solicitar asistencia de una manera más rápida, intuitiva y confiable. Esto reduce de manera significativa el tiempo que los empleados pasan en aprender la navegación del sitio de intranet, buscar información o solicitar ayuda a otro empleado. La empresa ahora planea extender la tecnología del chatbot para impulsar el servicio al cliente, la productividad, y el mantenimiento a través de toda la empresa.

AI en 2018

Ahora que nos encontramos en el inicio de un nuevo año, veo cuatro desarrollos clave de IA que sucederán en los próximos 12 meses:

  1. La adopción masiva de IA comienza a partir de 2018: La adopción de IA se elevará en 2018 y más allá cuando las organizaciones comiencen a ver los claros beneficios recolectados por innovadores en IA como MFTBC. IDC predice que las ganancias mundiales de IA pasarán los $46 mil millones de dólares en 2020[2]. En la región de Asia Pacífico, se predice que la inversión en IA crecerá a $6.9 mil millones de dólares para 2021, con una rápida expansión del 73% (CAGR).
  2. Asistentes virtuales omnipresentes: Comenzaremos a ver la adopción de IA a una escala amplia en la forma de chatbots conversacionales de IA en escenarios tanto de consumo como de negocios. De hecho, Gartner predice que para 2020, más del 85% de las interacciones de los clientes con la empresa serán gestionadas sin la interacción de un humano y la IA será la tecnología clave implementada para el servicio al cliente [3].
  3. Democratizar los datos y la toma de decisiones: En un mundo donde existen más datos que nunca, la capacidad de entregar información de valor significativa de negocios a partir de los datos al máximo número de empleados relevantes se ha convertido en algo de vital importancia. La IA será la tecnología clave para que esto suceda al reunir datos de empleados, aplicaciones de negocios y el mundo.
  4. Construir bases confiables para la IA: Cada vez más, habrá discusiones a niveles gubernamentales e industriales para crear normas y regulaciones formales para el uso de IA. Hemos visto estas discusiones con la aparición del comercio electrónico y la llegada de las tecnologías de nube. Es crítico para la transparencia de las conversaciones públicas y privadas, que estas se lleven a cabo conforme dan forma a la manera en que la IA puede beneficiar a las economías y sociedades en una manera justa, transparente y confiable.

El futuro de la IA es brillante y veo a 2018 como el año que establecerá una sólida base para la adopción en masa de esta emocionante y vital tecnología.


[1] IDC revela predicciones mundiales de transformación digital, noviembre 2017

[2] IDC, Se pronostica que el gasto mundial en sistemas cognitivos e inteligencia artificial alcanzará $12.5 mil millones de dólares este año, de acuerdo con la nueva Guía de Gasto de IDC, abril 2017

[3] https://www.forbes.com/sites/ciocentral/2011/09/27/customers-dont-want-to-talk-to-you-either/#ff504bc70dcd

Skip to main content