Avatares robot ayudan a niños enfermos a mantenerse conectados con sus compañeros por medio de IoT


Por: Jerry Lee, director de mercadotecnia de producto, Plataforma e IoT en Microsoft.

Cuando un niño que enfrenta una larga estancia en el hospital tiene que ser sacado de la escuela, la experiencia de alejarse de amigos y compañeros de clase puede generar sentimientos de aislamiento y tristeza. Mientras los ritmos de la escuela transcurren de manera normal para otros, el estudiante ausente puede convertirse en un “niño fantasma” – fuera de la vista y del recuerdo. E incluso cuando tienen la salud suficiente para regresar a la escuela, los niños que han perdido seis o más meses de escuela debido a alguna enfermedad, por lo general no quieren volver, por temor a sentirse rezagados y que ya no encajen de nuevo.

Pero gracias a un pequeño y elegante robot, Microsoft Azure e Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés), los niños con alguna enfermedad ahora tienen una manera de estar “presentes” en la escuela e interactuar en tiempo real con sus profesores y compañeros de clase.

El robot, creación de Avatarion Technology, está diseñado para niños de entre 4 y 12 años y sirve como un avatar en 3D de los niños – una presencia física en el aula que asume el nombre del niño y se sienta en su lugar. A través de comunicación interactiva en video y movimientos controlados de manera remota, el robot se convierte en los ojos, oídos y voz del niño enfermo en la escuela.

A millas de distancia, en el hospital, el niño utiliza una tableta para comunicarse, enviar imágenes y controlar los movimientos del robot. La cámara integrada, el micrófono y los altavoces del robot, permiten al niño ver y escuchar lo que sucede en la clase y hablar con el profesor y sus compañeros. La interfaz del software en la tableta incluye botones que el niño puede utilizar para comunicar gestos y lenguaje corporal a través del robot, tales como asentir, saludar, y levantar la mano del robot. Estos movimientos físicos permiten al niño participar de manera más activa al lado de sus compañeros y sentirse incluido en actividades en formas que no habrían sido posibles con solo una tableta o una interfaz de computadora.

El profesor también cuenta con una tablet que se conecta a través del robot y puede compartir con el niño tareas, imágenes e instrucciones de actividades. Un dispositivo inteligente opcional, montado en la cabeza del robot, permite comunicación de dos vías en video cuando se desee o puede proyectar una imagen, un emoticono que comparte la reacción del niño con respecto a algo o un mensaje que indica que el niño se ha alejado por un tiempo. El equipo médico en el hospital supervisa el uso de la tecnología por parte del niño para asegurar que los niveles de energía y las necesidades de salud son manejadas de manera apropiada.

Los niños en el aula se sienten atraídos de manera natural por el robot, que tiene una apariencia amigable y sin dudas atractiva. La familiaridad con el uso de avatares en los videojuegos y los movimientos tan reales del robot hacen aún más sencillo que los alumnos se adapten a ver al bot como un avatar de su amigo. Tener presente al robot entre los compañeros del niño ausente ayuda a mantener los vínculos sociales mientras el compañero está lejos y facilita la reintegración cuando regresa a la escuela. Tener contacto a través del robot avatar también ayuda a los profesores a mantener enfocado al niño durante una larga ausencia y ayuda a que la comunicación entre el profesor y el estudiante sea más natural en el entorno del aula.

Detrás de escena, Microsoft Azure IoT Hub acopla a todo el sistema y permite a los administradores de sistema de Avatarion conectarse y mantener, actualizar y gestionar de manera remota, múltiples robots y dispositivos IoT desde la nube. Debido a la naturaleza psicológica de los robots que sirven como avatares para los niños, es esencial que se mantengan en funcionamiento de manera segura y sean capaces de soportar transmisión HD en vivo por hasta nueve horas. La telemetría de IoT Hub monitorea el estatus de los robots y los controladores en el campo, y, a través de Microsoft Stream Analytics con un tablero de Power BI, el sistema marca problemas potenciales y envía notificaciones, como cuando la batería del robot requiera ser cambiada.

Avatarion es una idea del emprendedor social Jean Christophe Gostanian, cuyo equipo trabajó con un psicólogo infantil, un fabricante japonés de robots y el equipo de Azure IoT de Microsoft para crear la solución. Durante los últimos dos años, los robots han ejercido como avatares para niños enfermos en escuelas en Suiza, y la empresa planea distribuir la solución a escuelas, hospitales y niños alrededor del mundo.

Mientras Gostanian y su equipo ven hacia el futuro, van a continuar con la exploración de nuevas maneras de incorporar tecnologías, como Microsoft HoloLens, para habilitar un control aún más fino de los robots avatar. Su sueño es ver que los robots hagan mejor la vida de niños enfermos alrededor del mundo – un sueño que puede conseguirse desde cualquier lugar, a cualquier escala, gracias a Microsoft IoT.


Skip to main content