En ciudades con mucho movimiento, la nube reúne los datos con la flexibilidad para un viaje sin complicaciones


Mientras más gente llega a las ciudades, necesita trabajar, ir a la escuela, a las tiendas de comestibles, tiendas departamentales y centros médicos de manera confiable y eficiente. Ellos utilizan el transporte público, así como alternativas para taxis tales como Lyft, y dispositivos móviles para planear y pagar por estos viajes. Para controlar mejor la tremenda cantidad de datos generados por todos esos viajes diarios, las empresas y ciudades se han mudado a la nube.

Al utilizar los datos que reúnen, las ciudades pueden reducir los embotellamientos y mejorar el flujo del tráfico, lo que de regreso, ayuda a las ciudades a crecer y prosperar con planeaciones más inteligentes. Al trabajar con Microsoft, Cubic Transportation Systems llega a la nube como una poderosa herramienta para una mejor y más segura gestión de datos, y también crear la flexibilidad que sus clientes solicitan como respuesta al ambiente tecnológico que cambia de manera constante.

Cubic, con base en San Diego, conecta a más de 38 millones de viajeros cada día en todo el mundo como un integrador líder de tecnología de pago e información, quien procesa 24 mil millones de transacciones al año. Ellos crean soluciones inteligentes para la administración de la movilidad, con un particular enfoque en las agencias de transporte en las ciudades responsables del manejo de redes para los caminos y transporte público.

En Miami, Cubic ha implementado un sistema que procesa las transacciones de 850 autobuses y 23 estaciones de Metrorail. En Londres, entre los autobuses y los sistemas subterráneos, Cubic atiende a 11 millones de personas al día.

Cubic toma un enfoque holístico para controlar el sistema de movilidad entero, reconocer la interdependencia entre el desempeño de la red de caminos y el transporte público para poder enfrentar el incremento de la urbanización y los retos que generan los embotellamientos que surgen con ella.

Ellos llegan con soluciones que ayudan a las ciudades a integrar datos desde múltiples puntos de observación y también crean experiencias de pago que quitan la fricción del viaje.

Para Boris Karsch, vicepresidente de estrategias para Cubic, no está fuera de discusión que alguien pronto pueda tomar un taxi a la estación, después un tren hacia la ciudad y por último una cuota para usar una bicicleta y llegar a su lugar de trabajo con sólo usar una cuenta. Ellos podrían hacer todo esto sin pensar en cómo pagar, dónde necesitan tomar estos transportes o si el tren llegará a tiempo.

“Mi sueño es que, en un futuro cercano, todo vivamos en ciudades donde no haya nada de fricción y sea fácil utilizar todo tipo de transporte”, él comenta. “El que Microsoft y Cubic trabajen juntos representa un gran potencial para acelerar eso”.

Skip to main content