Abastecimiento continuo de agua con la nube inteligente de Microsoft


Un equipo de investigación de la Universidad de Oxford utiliza el cómputo en la nube y sensores móviles para monitorear pozos de agua y ayudar a que miles de zonas rurales de África y Asia tengan suministro seguro de agua.

Con la iniciativa REACH, financiada con ayuda del gobierno del Reino Unido y la UNICEF, entre otros, se han desarrollado sensores, como los de los teléfonos inteligentes y las bandas de acondicionamiento físico, que se colocan dentro de las palancas de las bombas en pozos de aguas subterráneas rurales para recabar datos del funcionamiento de éstas.

Estos sensores, acelerómetros y giroscopios registran el movimiento hacia arriba y hacia abajo de las palancas de la bomba para determinar la profundidad a la que se encuentra el agua, y después, los datos obtenidos son procesados en máquinas de aprendizaje automático en la nube de Azure.

El trabajo hasta ahora se ha centrado en el desarrollo de métodos precisos para la estimación de la profundidad del agua, pero ahora se ha comenzado a preparar el despliegue generalizado en Kenia. En este artículo existe más información acerca de cómo se ha resuelto la problemática del agua con la nube y el aprendizaje automático.


Skip to main content