Microsoft y Red Hat se asocian para entregar mayor flexibilidad y opciones


Por Scott Guthrie, Vice Presidente Ejecutivo, Cloud and Enterprise Group, Microsoft

La nube cambia el mundo al ofrecer a empresas, vendedores independientes de software (ISV, por sus siglas en inglés) y desarrolladores por igual, una escalabilidad, velocidad y agilidad sin fin en de una manera rentable. Por años, he hablado con clientes acerca de “¿por qué la nube?”. Recientemente, ha habido un cambio en estas conversaciones, pues los beneficios se han convertido en algo indiscutible. Ahora, para los clientes de todo el mundo, la nueva pregunta es: “¿Cómo la nube?”

Este cuestionamiento viene a clientes que desean adoptar la nube en sus propios términos, y se define en dos desafíos básicos que ejemplifican la importancia de nuestra sociedad con Red Hat.

  1. Los negocios siguen luchando con el reto de integrar inversiones on-premise existentes con ambientes de nube para una mayor velocidad y escalabilidad, y para obtener beneficios en materia de costos. La nube híbrida emerge como una forma de resolver esto.
  2. Los clientes requieren flexibilidad y más opciones en sus inversiones de nube a lo largo de plataformas, herramientas y lenguajes. En palabras simples, desean asegurarse de que pueden aprovechar lo que ya conocen y usan hoy día, para sacar el máximo provecho de lo que la nube tiene que ofrecer.

La alianza con Red Hat que hoy se anuncia extiende nuestro compromiso de ofrecer flexibilidad y elección sin comparación, en una experiencia de nube de grado empresarial a través de la nube híbrida. Con más de 80% de las empresas de Fortune 500 usando la nube de Microsoft, para nosotros el aliarnos con el líder en Linux empresarial nos permite mover a la nube a más negocios en sus propios términos. Al trabajar con Red Hat, atenderemos las necesidades de empresas, ISVs y desarrolladores comunes de construir, desplegar y administrar aplicaciones sobre el software Red Hat a través de nubes públicas y privadas, incluyendo las siguientes:

  • Soluciones Red Hat disponibles de forma nativa para clientes de Microsoft Azure, como aplicaciones Red Hat Enterprise Linux, cargas de trabajo y herramientas de plataforma de aplicaciones Red Hat. Asimismo, en las próximas semanas también estará disponible Red Hat Enterprise Linux y la plataforma de middleware JBoss.
  • Soporte de grado empresarial integrado que abarca ambientes híbridos, con personal de soporte de Microsoft y Red Hat asignado para ofrecer una experiencia de soporte empresarial de extremo a extremo para las herramientas de Red Hat en Microsoft Azure, más profunda y rica que cualquier otra oferta de nube pública. Esta experiencia permitirá a las empresas mover con confianza sus soluciones Red Hat de producción a la nube pública. El soporte en sitio estará disponible en las próximas semanas.
  • Colaboración en .NET para una nueva generación de capacidades relacionadas con el desarrollo de aplicaciones, al proveer acceso a tecnologías .NET a lo largo y ancho de las herramientas de Red Hat, incluyendo OpenShift y Red Hat Enterprise Linux, los cuales estarán disponibles en las siguientes semanas.
  • Administración unificada de la carga de trabajo en despliegues de nube híbrida, incluyendo integración entre Red Hat CloudForms, Microsoft Azure y System Center Virtual Machine Manager, para gestionar Red Hat Enterprise Linux tanto en Hyper-V como en Azure. Se estima que el soporte para la administración de cargas de trabajo de Azure desde Red Hat CloudForms se añadirá en los próximos meses.

Para aprender más acerca de cómo la flexibilidad y elección han unido a Microsoft y Red Hat para ayudar a los clientes en su camino hacia la nube y obtener mayores detalles sobre la alianza, visite el comunicado de prensa, o el blog de Red Hat.

Skip to main content