Canada o el valor de la Propiedad Intelectual


Siempre he defendido en este blog el valor que la Propiedad Intelectual tiene en el desarrollo económico de un país.


A modo de ejemplo rapidito, el % de “bienes intangibles” (basados en la protección de la propiedad intelectual) del producto interior bruto de países como Estados Unidos ha pasado de representar un 17% del PIB en el año 1975, a ser un 80% en el año 2007. Y de otras cosas quizá no, pero de desarrollo e innovación parece que si saben algo.


Pues en la misma línea, acabo de leer con mucha atención y admiración, el discurso del Gobernador General de Canada (Honourable Michaëlle Jean) al Parlamento Canadiense sobre la Agenda que el Gobierno seguirá para proteger el futuro de Canada en una época de inestabilidad económica etc .. Aquí está el link para quien tenga curiosidad por leerlo, pero extraigo y traduzco su mención al reforzamiento de la protección de la Propiedad Intelectual, como medida básica de mayor inversión, desarrollo y comercio:


“Nuestro Gobierno procederá con cambios legislativos para modernizar las leyes Canadienses de Copyright y asegurar una mayor protección para la propiedad intelectual”


Ese paso, acompañado de este otro:


“Nuestro Gobierno también expandirá las oportunidades para las compañías Canadienses de beneficiarse de las inversiones y CONOCIMIENTO extranjero…    Legislaremos para modernizar nuestra leyes de competencia e inversión”


Si ambos pasos se dan de forma seria, les auguro (y deseo, ¿por que no?) éxito en esta aproximación. El progreso, la innovación, la confianza necesaria para atraer inversión, van acompañados de la sensación de respeto, consideración, protección y valor de la Propiedad Intelectual que cualquier país presenta al mundo. Y esto es así my friends.


Y probablemente ese gobierno encuentre una corriente de oposición. ¡Cómo no! 


Pero tendrá que ser valiente y defender su acertada visión y estrategia, y permanecer “impermeables” a aquellos que consideran a la Propiedad Intelectual más un pasivo que un activo.


Y sobre todo, no rendirse ante la vehemencia indisimuladamente coercitiva que en muchas ocasiones una “ruidosa minoría” de defensores de determinados enfoques, bajo banderas de lo más variopintas, intentan ejercer (en ocasiones con bastante poco respeto, por cierto) sobre representantes soberanos del pueblo, como son los Parlamentarios y Gobernantes de cualquier país, erigiéndose en “improvisados” portavoces (sin ninguna representación mas allá que la de sus propios intereses) de los “derechos digitales” de una ciudadanía, que en su amplia y vasta mayoría, ni les conoce ni reconoce.


Ciudadanía que en su cotidianidad, disfruta, siendo conscientes de ello o no, de los beneficios que el respeto a la  Propiedad Intelectual reporta a cualquier país.

Comments (1)

  1. Anónimo dice:

    Echaba en falta una opción que me mostrara todos los post que llevo hasta el momento, año y pico, de

Skip to main content