INNOVACIÓN en el Pais Vasco


Os reconozco que con frecuencia me sorprendo de con que facilidad se califica  cualquier cosa de innovación.


El problema de utilizar de forma errónea, pero reiterada una palabra, es que termina por perder su eficacia descriptiva.


Rescatemos a la palabra INNOVACIÓN de las redes de la confusión y de su mal empleo o “Barbarismo” (No es que quiera llamar Barbaro a quien haga mal uso, es que se llama así ;-))


 


Según la socorrida Wikipedia,  Innovación es la aplicación de nuevas ideas, conceptos, productos, servicios y prácticas, con la intención de ser útiles para el incremento de la productividad. Un elemento esencial de la innovación es su aplicación exitosa de forma comercial. No solo hay que inventar algo, sino, por ejemplo, introducirlo en el mercado para que la gente pueda disfrutar de ello”


 


Y según la RAE: innovación: Acción y efecto de Innovar 😉


 


Bien, pues no todo en esta vida es innovación.


Y es que últimamente, en seguida nos vestimos de modernidad tecnológica y en el barullo de términos, parece que todo lo que conlleve un concepto de tecnología, tiene que ser innovador. Pues no. No lo es. Por ejemplo, copiar un producto de éxito, no es innovar. Es copiar un producto de éxito. Crear tecnología de poco interés, pero desarrollada de una forma distinta sin más, no es innovar.


 


La innovación lleva asociada la capacidad de sorprender, de enamorar al usuario, de cautivarlo. Segú la wikipedia, “un elemento esencial de la innovación es su aplicación exitosa de forma comercial”.


Yo no me atrevo a decir tanto, pero desde luego, si que es imprescindible que el producto de esa innovación sea suficientemente atractivo como para que de por si, sea escogido y por supuesto, y aunque sea de Perogrullo, no se deba obligar a nadie a utilizarlo porque eso es la antítesis de la innovación (“ te voy a innovar por mis santos …). Eso es otra cosa.


 


Alguna vez un responsable de sistemas, hablando sobre una determinada tecnología se preguntaba ¿¿¿“Pero si es tan bueno, porque me quieren obligar a utilizarlo”??? nunca he visto a la casa Mercedes persiguiéndome para que utilice sus coches”.


 


Y claro que se puede innovar desde cualquier aproximación. No es un concepto secuestrado por nadie, aunque la experiencia demuestre reiteradamente que la innovación casi siempre proviene de la Investigación aplicada, ordenada y mantenida.


 


Pero bueno, a lo que iba, que me pongo a largar y me  despisto.


 


INNOVACIÓN con mayúsculas es lo que acaba de firmar Microsoft y la Corporación Mondragón. Se trata de un acuerdo para la creación y puesta en marcha de un Microsoft Innovation Center (MIC) especializado en Tecnologías Embebidas (embedded technologies)  que está ubicado en el  Polo Garaia.


 


El nuevo Centro, al igual que otros creados en España, es un enorme impulso para la actividad académico/investigadora e INNOVADORA, y ayudará a generar un mayor volumen de investigación, sobre todo en su área de tecnología “embedded”, campo de especial trascendencia para la industria del País Vasco.


 


Este Centro se constituye como una Cooperativa de Servicios Empresariales, sin ánimo de lucro, que a futuro estará integrada en la Red Vasca de Ciencia y Tecnología. Es un Centro abierto, no limitado únicamente a las Cooperativas de Mondragón, que va a trabajar por convertirse en el centro europeo de referencia para la promoción y desarrollo de las aplicaciones basadas en tecnologías embebidas.


 


Con este objetivo, se cuenta desde el primer momento con la participación del Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa y la Asociación Cluster de Telecomunicaciones (GAIA) en la que participan las principales Industrias de las Tecnologías Electrónicas y de la Información del País Vasco. Asimismo, se han iniciado contactos con las Universidades, los Centros Tecnológicos y empresas del País Vasco para su incorporación como socios.


En definitiva se trata de un proyecto en el que se concilian intereses de amplios sectores y que redundará en el progreso tecnológico del País Vasco, poniendo en práctica la colaboración entre Universidades, Centros Tecnológicos y empresas, lo que ha motivado el apoyo del Gobierno Vasco y la Diputación de Gipuzkoa.


 


Y esto si crea valor, riqueza, empleo, avances, mejoras sociales de por sí, sin más.


De verdad les deseo el mayor éxito en su andadura y ojala sirva como catalizador para reflexionar sobre lo que es innovación, y sobre lo que no lo es, y sobre como crear auténticos caldos de cultivo tecnológicos autosostenidos en base a su mérito exclusivamente.

Comments (3)

  1. Anónimo dice:

    Pues aquí vamos con este segundo punto del DECÁLOGO DE LA CONFUSIÓN que mencionaba en el post anterior

  2. soul dice:

    estoy de acuerdo en que no todo es innovacion, aunque no me extraña la confusion. Nuestros politicos ain siguen hablando de Internet como Nuevad Tecnologias" cuando su base tiene mas de 20 años.

  3. Jose Luis Montero dice:

    El término "innovación" hace tiempo que ha perdido su significado real en este país, más o menos desde que los políticos los descubrieron…

    saludos, buen trabajo

Skip to main content