La nube para todos los gustos: SaaS, Paas, IaaS y privada.


image

En estos primeros posts que hago tratando el tema de la nube habrás notado que no pretendo ahondar demasiado sino más bien comunicar los conceptos básicos. Hay mucho más, por supuesto, pero creo que este medio (en honor al resumen) apunta a darte las herramientas básicas para que luego puedas profundizar si te interesa.

La vez pasada te daba una lista de las principales tecnologías que Microsoft maneja para ofrecer servicios de nube. Esta vez se me ocurrió hablarte de los distintos esquemas en los que se puede presentar la nube. ¿Cuál es el mejor? Todos y ninguno, depende de la necesidad y decisión de cada compañía (¡apuesto a que nunca oíste esta frase en TI! ¡y apuesto a que no conoces mi gusto por el sarcasmo!)

Aquí va una breve reseña de cada una (y sí, como piensas, hay soluciones híbridas a estos esquemas, pero no te quiero aburrir -demasiado-) :

– Nube privada (on-premise): Tu empresa decide brindar a sus empleados servicios en la nube, pero reteniendo la administración completa end-to-end (desde el hardware hasta el escritorio). Un ejemplo de este caso es el nuevo Office 2010, en donde tienes la posibilidad de permitir que los empleados ingresen a Office Web Applications alojadas en tu datacenter desde cualquier PC fuera de la compañía a través del navegador (¡o el celular!).

– SaaS (Software as a Service): Este término ya lo conocías antes de oir hablar de “nube”. Se trata de aplicaciones que son brindadas como un servicio sobre Internet y administradas por el proveedor. En general, se trata de aplicaciones de negocios (ERP/CRM), herramientas de comunicación y colaboración (como email y conferencia vía Web), y una cantidad de posibilidades adicionales (la forma más elegante de cubrirme por si llegas a leer este post en dos o tres años 🙂

– IaaS (Infrastructure as a Service): En este caso el foco de proveedor es el de brindar una infraestructura de alta disponibilidad. Es particularmente útil cuando las necesidades de cómputo son altas o de mucha variación (como procesamiento batch). IaaS requiere recursos de desarrollo bien entrenados en tu empresa, dado que dicha tarea queda de tu lado, incluyendo la administración, el monitoreo y el backup de tus datos.

– PaaS (Platform as a Service): A diferencia de IaaS, PaaS incluye la administración, monitoreo y respuesta ante fallas en la aplicación de la ermpresa. Este esquema ofrece capacidades de base de datos, requerimientos de acceso y administración de identidad, y/o la provisión de una infraestructura para relaciones B2B complejas fuera del firewall corporativo. Piensa en esto como construir e implementar aplicaciones en la nube, con el proveedor abstrayéndote de todas las complejidades del hardware y el software asociadas a administración, seguridad, escala, etc.

¡Ya sé! Estás esperando que ahora te hable de cómo juega cada producto Microsoft en cada esquema. Me parece ya mucho texto para un post, así que te recomiendo ingreses aquí si te interesa conocer más. ¡Pero definitivamente este no es mi último post sobre la nube!

¡Hasta la próxima!

___________________________________________________________________________________________________________________

image

El tip del post: Vamos a dejar de hablar de comida por esta vez. Si te gusta invertir en bolsa, o al menos te gusta el tema, existe un sitio que no puedes dejar pasar: Investopedia te ofrece una cantidad de recursos educativos para que comiences a meterte en el tema y eventualmente puedas profundizar. Imperdible el buscador de términos y las herramientas de simulación ¡Nada más divertido que perder dinero de mentira! 🙂

Enjoy life!

Comments (0)

Skip to main content